Todo sobre "talla"

El diamante más grande del mundo

En 1905 el gerente de la mina Premier en Transvaal, África del Sur, haciendo una inspección rutinaria por la mina descubrió casualmente un brillo en una de las paredes de la mina, sacó su instrumental y empezó a cavar. Encontró nada menos que un diamante de más de medio kilogramo de peso de una pureza extraordinaria. A este diamante bruto se le llamó Cullinan. La piedra fué comprada por el gobierno de Transvaal, por la sugerencia del General Louis Botha, Primero-Ministro, por £ 150.000,00 y presentada al Rey Eduardo VII a su 66º cumpleaños en 1907. El Rey confió entonces el trabajo de tallado de la piedra a los expertos de Joseph Asscher & Compañía de Ámsterdam. Después ella fue dividida en nueve partes principales, 96 brillantes pequeños de aproximadamente 10 quilates. La mayor piedra que se sacó del diamante fue de unos extraordinarios 530 quilates. Se obtuvieron un total de 150 piedras talladas que fueron ordenadas y bautizadas según su peso como Cullinan I, Cullinan II, Cullinan III, etc. El Cullinan I es el mayor diamante tallado del mundo y se encuentra engastado en el cetro de Eduardo VII. Mientras, el Cullinan II, el otro gran diamante procedente del Cullinan original, es el principal atractivo de la Corona Imperial Británica, joya conservada en el Museo de la Torre de Londres. El aprovechamiento fue de 34.25 por ciento, por consiguiente el peso total en piedras talladas fue de 1.063,80 quilates. Por último decir que este diamante se conoce como...

El Cohinoor y la Corona Inglesa

Se cree que el Cohinoor, considerado el diamante más grande del mundo, apareció hace unos cinco mil años en la región del Gólgota, en la India, siendo mencionado en las escrituras sáncritas antiguas con el nombre de Syamantaka. Fue un regalo del Jambabantha a Krishna. Después de pasar por diferentes paraderos, el Cohinoor cae en manos del Rajá de Malwa en la India. Más tarde, durante la dinastía Mongol el diamante fue pasando de mano en mano hasta que en el año 1850 le fue entregado a la reina Victoria de Inglaterra. Cuando la reina vio por primera vez el diamante, se sorprendió de la talla tan ruda que tenía, lo que hizo que hiciese falta la intervención de un joyero famoso de Amsterdam, a quien se le encargó el trabajo de darle el realce que merecía la pieza. A partir de entonces, el diamante tuvo forma oval y fue colocado en una diadema primero, para más tarde ocupar el centro de una cruz de Malta, junto a 2.000 diamantes, que decora la corona de la reina de Inglaterra. Actualmente, el tan traido y llevado Cohinoor, que tiene el tamaño de un pulgar, puede ser admirado en un pequeño cuarto de la Torre de Londres, en el interior de una vitrina...